AESCO INVITA A LOS CIUDADANOS A CONFIAR EN EL COMERCIO DE PROXIMIDAD EN LA ‘VUELTA AL COLE’

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCO), integrada en CES, invita a los ciudadanos a confiar en el comercio de proximidad para preparar la ‘Vuelta al Cole’, que arranca este miércoles, 9 de septiembre, con la vuelta a las aulas de casi 23.000 niños de Infantil y Primaria en Salamanca.

Por ello, AESCO quiere visibilizar y revalorizar el esfuerzo que llevan a cabo cada año los comercios locales de Salamanca con motivo del nuevo curso escolar.

El presidente de AESCO, Benjamín Crespo, afirma que “es importante destacar el trabajo que cada año realizan multitud de librerías, papelerías, mercerías, comercios de ropa y calzado, de nuevas tecnologías, etc. con el objetivo de asesorar a sus clientes y ayudarles a afrontar con éxito la vuelta al cole de septiembre”. “Tenemos claro que el comercio de proximidad de Salamanca ofrece todo lo que necesita el consumidor, al mejor precio y con la mayor de las atenciones. Disfrutará de un trato personalizado, una variada oferta y precios muy competitivos. Además, nuestros comerciantes promueven una compra responsable, algo prioritario para los consumidores”, añade.

Ante este inicio de curso tan atípico, AESCO quiere destacar “la responsabilidad social que ha demostrado el comercio de proximidad salmantino con esta crisis sanitaria" y agradece "el gran nivel de compromiso y el gran esfuerzo que están realizando los empresarios y trabajadores de nuestro sector para ayudar y asesorar al consumidor en esta difícil etapa para el sector”.

Medidas de ayuda

Desde AESCO, junto con la Confederación Española de Comercio (CEC), de la que son miembro, reiteran su preocupación ante la situación crítica que vive el comercio minorista a causa de la pandemia del Covid-19 y reclaman medidas de ayuda para paliar la preocupante situación que atraviesa el sector. Tanto AESCO como la CEC ven imprescindible que se adopten medidas de apoyo fiscal y financiero que garanticen la liquidez a los comercios, el aplazamiento del pago de la deuda tributaria y condonación del pago de tributos, la reducción drástica del recargo de equivalencia o garantizar las mismas normas de funcionamiento para todos los operadores de comercio, tanto si la venta es física u online.

Además, consideran fundamental posibilitar la flexibilización y extensión de los ERTE por fuerza mayor hasta 2021 mientras no se recuperen los niveles de actividad.