COMERCIO

AESCO rechaza rotundamente las nuevas medidas adoptadas y avisa que el Gobierno pone la soga al cuello a los comerciantes una vez más, mientras aún el consumo sigue sin recuperarse.

Esta práctica delictiva genera unas pérdidas de 1.800 millones de euros anuales en el comercio, lo que se traduce en destrucción de empleo, inseguridad y alza de precios.

El Consistorio ha atendido la petición de la patronal del comercio y esta iniciativa supondrá una medida de reactivación del consumo y un apoyo fundamental para que muchos negocios puedan empezar a recuperarse.

Esta petición supone una medida de reactivación del consumo y un apoyo fundamental para que muchos negocios puedan empezar a recuperarse.

La patronal salmantina del comercio urge un Plan Nacional de Choque Estratégico para proteger al sector “ante su momento más crítico”.