AESCO RECIBE EL RECONOCIMIENTO DE COCAHI POR SU LABOR DE DEFENSA DEL COMERCIO DE SALAMANCA

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCO), integrada en CES, ha recibido de manos de José Manuel Bello, presidente de la Confederación Española de Cascos Históricos (COCAHI), a la que pertenece, el Diploma de reconocimiento a su colaboración con dicha Confederación para la mejora de los comercios de los Cascos Históricos.

La entrega se engloba dentro de la IX Edición del Congreso Internacional de Cascos Históricos de España y Portugal, que se celebró en Ciudad Rodrigo el pasado viernes, coincidiendo con el 75 Aniversario de la Declaración de esta ciudad como Conjunto Histórico Artístico Nacional.

AESCO forma parte ya desde hace unos años de la gran familia del comercio de los cascos históricos de España y es la única organización del sector comercio que defiende el Casco Histórico de la ciudad de Salamanca, que volvió a estar representado en este “importante y constructivo” Congreso a través de la patronal del comercio de la ciudad, que se mostró muy agradecida por dicho reconocimiento.

El presidente de AESCO, Benjamín Crespo, destaca que “el pequeño comercio constituye uno de los principales motores económicos del Casco Histórico” y que, además, de cumplir un papel esencial en la generación y mantenimiento del empleo dentro del sector minorista, “constituye un reducto de interacción social que lo diferencia de otros formatos comerciales”.

El Casco Histórico de Salamanca aglutina gran parte de la oferta turística, dado el número de monumentos e inmuebles de interés o de actividades culturales y artísticas que se programan. Por ello, desde AESCO y COCAHI señalan que “invertir en un casco histórico es un valor seguro” y  que “el comercio es el mejor reflejo de la vitalidad de esa zona”.

Por tanto, AESCO aprovechó este Congreso para compartir experiencias y estrategias para ayudar al comercio de proximidad de Salamanca. Para Benjamín Crespo, el comercio “no sólo son operaciones comerciales”, sino que también “da vida a las ciudades”. “Para que el comercio del centro de las ciudades sea cada vez más potente, hay que trabajar entre todos”, añade.