CES ACOGE CON MODERADA SATISFACCIÓN LA PRÓRROGA DE LOS ERTES Y RECLAMA UN PLAN DE EMPLEO URGENTE

La Confederación Empresarios de Salamanca-CES acoge con moderada satisfacción el acuerdo de prórroga de los ERTES hasta el 31 de enero de 2021 y se muestra disconforme con la no exoneración en las cuotas de la Seguridad Social para los ERTEs que se encuentran actualmente vigentes, a diferencia de los nuevos expedientes para los que sí se contemplan exenciones decrecientes en función del mes y número de trabajadores.

En este contexto de extrema dificultad para los empresarios, CES pide flexibilizar los ERTEs lo máximo posible, con las correspondientes ayudas a empresas y trabajadores, con el fin de evitar la destrucción de puestos de trabajo. “En estos momentos los ERTEs son una herramienta fundamental para sostener el empleo y, si se merma la ayuda que este mecanismo ofrece a los empresarios y autónomos, vemos peligrar la capacidad de las empresas para mantener los empleos e, incluso, para sobrevivir a la actual crisis”.

Más allá de la cautela por el reciente acuerdo de los ERTEs, CES reclama seguridad jurídica para generar confianza y atraer inversiones, y la eliminación de las trabas burocráticas. “Lo que más necesitamos los empresarios es un marco de actuación estable y previsible. Se nos han pedido esfuerzos extraordinarios y hemos estado a la altura. Queremos lo mismo del Gobierno”.

Con respecto a las últimas medidas aprobadas también por el Gobierno para los autónomos, CES considera que son “claramente insuficientes”, que discriminan a este colectivo al rebajar la prestación extraordinaria a 472 €/mes y que no establecen garantías para que se acojan quienes tributan por módulos.

Por todo ello, CES insta a que se dé prioridad al plan de reactivación para el mantenimiento y la creación de empleo, y apuesta por la inmediatez “porque una reactivación demasiado lenta puede dañar la estructura de nuestro tejido empresarial y productivo”. “No nos tenemos que olvidar que las empresas son el corazón económico del país, el motor que impulsa la economía y el bienestar entre los ciudadanos”, subraya.

Por tanto, en esta difícil conyuntura, CES entiende que es esencial el impulso de forma urgente de un Plan de Empleo, en el que se detallen e implanten las acciones necesarias y medidas de estímulo para afrontar una crisis de estas dimensiones, “Ahora es prioritario que ninguna empresa cierre y que los trabajadores retomen sus trabajos cuando se acabe la pandemia. Nos jugamos mucho. Es el momento de hacer las cosas bien y mirar al futuro para intentar dibujar un país que no haya dejado atrás a ningún sector empresarial y se haya sobrepuesto a las drásticas consecuencias del coronavirus con las mayores garantías”.