CES CALIFICA DE "INSOSTENIBLE" LA POSICIÓN DEL PRESIDENTE DE CONFAES COMO REPRESENTANTE EMPRESARIAL

La Confederación Empresarios de Salamanca-CES califica de “insostenible” la posición del presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, como representante empresarial, más aún tras haber confirmado Iván Ledesma, tesorero de CEAJE (Confederación Española de Jóvenes Empresarios), integrada en CEOE, y mediador en el proceso de fusión de la Confederación Empresarios de Salamanca-CES y Confaes, los hechos relatados por CES en rueda de prensa el pasado 25 de junio de cómo se desarrollaron las reuniones entre ambas patronales salmantinas de cara a una posibilidad de fusión promovida por la CEOE. “Mentir es propio de mentirosos, no de quien pretende representar a parte de los empresarios de Salamanca”, destaca CES.

Ledesma ha corroborado los hechos descritos por CES en una entrevista que ha concedido a La Gaceta de Salamanca el pasado viernes 3 de julio, en la que explica cómo Confaes calificó en un primer momento el acuerdo de “histórico” y estuvo dispuesto a firmar la hoja de ruta ese primer día, el pasado 13 de febrero, y luego lo rechazó, “rompiendo lo que parecía histórico para Salamanca”.

El propio Iván Ledesma, al que llamaron representantes de Cecale, CEAJE y CEOE para hacer de mediador, dada su experiencia en el mundo de las patronales y por el bien de las dos confederaciones, recalca que en un primer encuentro planteó crear una organización única con el nombre de CEOE-Cepyme Salamanca con unas bases consensuadas por ambas entidades y con una presidencia anual para cada uno de los presidentes, a lo que ambas partes estuvieron dispuestas.

Sin embargo, subraya, le sorprendió el cambio de actitud del presidente de Confaes, Juan Manuel Gómez, en la segunda reunión, acontecida el pasado 25 de febrero, en la que cambió el tono y manifestó que el documento y cronograma de trabajo que se le entregaba tenía que someterlo a su comité ejecutivo, cuando en la primera toma de contacto indicó que tenía su beneplácito para tomar las decisiones en solitario.

Por tanto y, a tenor de los acontecimientos, Iván Ledesma ratifica que las continuas mentiras de Juan Manuel Gómez han llevado a frustrar la posibilidad de un diálogo muy necesario en estos momentos de cara a la posibilidad de fusión entre las dos patronales salmantinas, y puntualiza que “la situación que vivimos pide unión y no facilitar esa fusión o negarse a ella es restar, y ahora no estamos para restar. CES ha tendido su mano, espero la mano de Confaes”.

Por todo ello, y en el actual escenario, CES solicita a los empresarios de Confaes que se han puesto en contacto con CES para que se continúe con la fusión, que o bien dén el paso firme de integración en CES, donde tienen las puertas abiertas para seguir trabajando desde el diálogo y la transparencia por el interés general del empresariado salmantino, o bien que insten a Confaes a tomar un rumbo distinto y a actuar con honestidad para ayudar de verdad a los empresarios en estos difíciles momentos.