CES PIDE POLÍTICAS EFICACES QUE REACTIVEN LA ECONOMÍA Y QUE FOMENTEN EL EMPLEO Y EL EMPRENDIMIENTO

Las cifras del paro publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social recogen un descenso de 1153 personas en Salamanca durante el pasado mes de junio, y deja un total de 21061 personas paradas en la provincia.

 

Según los datos que hoy el Gobierno hace oficiales, esta cifra supone el menor descenso del mes de junio en la última década. A pesar de esto, lo positivo de estas cifras es que, tras los descensos experimentados en marzo, abril y mayo, este es el cuarto mes consecutivo en el que vemos disminuir esta cifra y que, con respecto a junio del pasado año, deja 1274 parados menos.

 

 

En cuanto a este decenso, hay que tener en cuenta las razones de estacionalidad ya que el mes de junio suele ser un mes positivo para la generación de empleo por dar comienzo a la campaña de verano en la hostelería, el inicio de las rebajas en el sector del comercio y al repunte en las actividades relacionadas con la construcción.

 

Desde la Confederación Empresarios de Salamanca-CES se señala que “valoramos este descenso con cierta cautela. Tenemos que seguir luchando por la recuperación de la actividad empresarial para que se consolide la mejora del mercado laboral y, por tanto, se ponga fin a la destrucción de empleo y, como consecuencia, se generen puestos de trabajo de manera sostenible”.

 

José Vicente Martín Galeano, Presidente de CES, solicita “incentivos a la contratación, que se simplifique la normativa y se avance en medidas de flexibilidad para ayudar especialmente a las pequeñas y medianas empresas y, sobre todo, que se impulsen iniciativas empresariales a mayores que apoyen a las empresas y autónomos en el proceso de recuperación”.

 

La patronal salmantina asume que el paro es uno de los principales problemas económicos y sociales del país y una de las prioridades de nuestra confederación. Desde CES se confía en la continuación del dinamismo del mercado laboral y en su recuperación.