CES URGE AL GOBIERNO A QUE APRUEBE EL PLAN DE RESCATE PROMETIDO PARA FRENAR LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO

La Confederación Empresarios de Salamanca-CES exige al Gobierno central que apruebe con urgencia el plan de rescate prometido para los sectores más castigados por la pandemia del Covid-19 para aplacar la devastadora destrucción de puestos de trabajo que está quedando latente mes tras mes en Salamanca.

Y es que el pasado mes de noviembre aporta 728 nuevos parados en Salamanca, según los datos publicados hoy por el Ministerio de Trabajo, dejando en la provincia una cifra total de 25.654 desempleados, casi 3.000 personas más sin trabajo que hace un año.

Ante estos datos “catastróficos” que sólo dejan ver la inacción del Ejecutivo nacional y sus promesas incumplidas con los empresarios, CES alerta del “desamparo total que sufre el sector empresarial en las circunstancias actuales” y critica “la falta de sensibilidad del Gobierno, que está dejando que las empresas se ahoguen en esta etapa crítica que se agrava cada día”.

“Los empresarios estamos viviendo una situación insostenible; si no llegan pronto ayudas directas y a fondo perdido tras nueve meses de restricciones miles de empresas cerrarán y el paro seguirá creciendo a pasos agigantados, sin posibilidad de recuperar ese empleo a corto o medio plazo”, expone el presidente de CES, José Vicente Martín Galeano.

Para evitar que el sector empresarial llegue al caos, CES insta a las administraciones a poner en marcha con la mayor celeridad planes de ayudas proporcionales a las restricciones establecidas en los diferentes sectores, que les permitan compensar sus pérdidas y ver un futuro “menos negro e incierto”.

Martín Galeano subraya que lo que se necesita “es un plan de rescate integral de ayudas dirigidas fundamentalmente a disminuir los costes fijos que soportan los negocios en el actual contexto de restricciones de movilidad, aforos y horarios. En definitiva, ayudas que doten de liquidez a empresas y autónomos, y que les permitan soportar la disminución generalizada de su actividad y de las ventas de sus negocios”.

Desde CES, como organización empresarial más representativa de la provincia de Salamanca, se pide a las instituciones que “sean motores económicos” que impulsen proyectos que redunden en el descenso de la lista del paro. A tenor de lo expuesto, “nuestra patronal está dispuesta a participar y apoyar todas las iniciativas que favorezcan el desarrollo económico y empresarial de nuestra provincia, y relancen la competitividad de nuestras pymes”.