EL COMERCIO SALMANTINO SE UNE A LA CELEBRACIÓN DEL DÍA DE LA MADRE PARA IMPULSAR LAS VENTAS EN MAYO

El Día de la Madre es una de las fechas más importantes comercialmente y, por ello, desde AESCO, integrada en CES, han puesto en marcha una nueva campaña con motivo de esta celebración, que este año coincide el domingo 6 de mayo.

El objetivo es dinamizar el comercio minorista de la ciudad de Salamanca y fomentar las compras durante los días previos a la celebración del Día de la Madre. El presidente de AESCO, Benjamín Crespo, señala que “las ventas no han cumplido las expectativas durante los primeros meses del año y queremos que éstas repunten con esta celebración”.

Ante este panorama incierto, desde AESCO recalcan, junto con la Confederación Española de Comercio (CEC), de la que forman parte, la necesidad de adoptar un plan de ayuda urgente al pequeño y mediano comercio que gire en torno a tres objetivos básicos. “Por un lado, ensalzar el papel del pequeño y mediano comercio y su aportación a la sociedad, destacando sus valores de calidad, proximidad y trato cercano y especializado. En segundo lugar, es necesario reducir la brecha digital en las pymes de comercio para generar un impacto positivo sobre su productividad, competitividad y rentabilidad de sus negocios”, explica Crespo. “Y, por último, restablecer una política ordenada de rebajas y promociones en los comercios, recuperando así el espíritu para el que fueron creadas de dar salida al sobrante de stock de cada temporada”, añade.

Por tanto, y en su línea de promocionar el comercio de proximidad de Salamanca, “buscamos con esta nueva campaña del Día de la Madre apoyar al sector comercial local, que durante los últimos años ha hecho un esfuerzo titánico para mantener su actividad y los puestos de trabajo, y mostrar a los consumidores que éste ofrece las mejores opciones de compra”. Y es que el Día de la Madre se presenta como un punto de inflexión para promover una reactivación comercial que se ha visto mermada, no sólo por el impacto del comercio electrónico, sino por el cambio de hábitos de los consumidores, junto con una pérdida de poder adquisitivo.

De este modo, AESCO invita un año más a los comercios de Salamanca a participar en la celebración del Día de la Madre, como ya se unieron el año pasado decenas de establecimientos que con una gran variedad de ofertas, descuentos y promociones se lo pusieron más fácil al consumidor para elegir ese regalo especial para su madre. Promociones que ya se están dejando ver en los escaparates de los comercios.

Para esta ocasión, AESCO ya ha empezado a repartir cartelería por los comercios salmantinos para recordar la celebración del Día de la Madre del 6 de mayo.