JAVIER MARTÍN LORETO: “ME GUSTA TANTO SER COMERCIANTE QUE NUNCA ME HE PLANTEADO OTRO TRABAJO”

Hace 50 años comenzó a dar sus primeros pasos el comercio Calzados Club Verde, aunque con otro nombre. Corría el año 1969, y por aquel entonces la dictadura de Franco dictaba la Ley Marcial en Madrid y el grupo británico Led Zeppelin lanzaba su primer álbum.

Javier Martín Loreto, actual gerente de Calzados Club Verde, recuerda cómo su abuelo José Manuel, campesino hasta el momento, abrió las puertas en la calle San Pablo de Almacenes El Pilar, una mercería y zapatería al por mayor, que con los años compró su padre Rafael para transformar en abril de 1969 en Calzados Ramasa en el Paseo de San Antonio.

30 años después, un jovencísimo Javier Martín Loreto se hizo cargo del negocio, al que en 1994 decidió darle nuevos aires y ponerle el nombre actual, Calzados Club Verde, “porque por aquellos años estaba muy de moda el tema del club de socios y la tienda era toda verde en sintonía con nuestra filosofía de ecología y productos naturales”.

Echando la vista atrás, quién le iba a decir a Javier Martín Loreto que con tan sólo 11 años iba a vender su primer par de zapatos y que ser comerciante iba a ser el trabajo de su vida. Poco queda de la persona que durante algún tiempo vendió seguros de funerarias. Y mucho del comerciante que siempre está pendiente de las últimas novedades y de traer el primero a Salamanca las colecciones de las siguientes temporadas. Su tremenda implicación y el gran amor que tiene a su trabajo le han llevado a ni siquiera pensar en vacaciones durante cerca de ocho años o a reducir su Luna de Miel a seis días hace 16 años. “La mayor fidelidad es la atención, la calidad y la seriedad”, lo tiene claro.

Especialización

“Me gusta tanto ser comerciante que nunca me he planteado otro trabajo”, reconoce Javier, que ha sabido buscar para su negocio “una línea más joven, más actual y trabajar con productos fabricados con pieles de primera calidad”. “Antes tenías poco y de todo; en la zapatería trabajabas desde botas de goma hasta zapatillas de casa. Ahora te has especializado, en un calzado de piel de calidad, de confort, enfocado para un público joven. Trabajas primeras marcas y siempre pensando en las distintas dolencias de las personas para mejorar su bienestar al andar”.

Pikolinos, Ecco, Clarks, Fluchos, Callaghan, Skechers, El Naturalista… Siempre a lo último en tendencias. “Y para el verano de 2020 trabajaremos una firma en exclusiva para gente con pie diabético y otras dolencias serias”, adelanta Javier.

Cuando se le pregunta por cómo ve la situación actual del pequeño comercio en una ciudad como Salamanca, Javier responde sin titubeos. “La situación es complicada. Creo que el comercio que no sepa adaptarse a los tiempos tendrá que echar el cierre. Porque en el pequeño comercio o estás al pie del cañón o mueres”.

Tan clara tiene esta premisa que si en su día fueron de los primeros en instalar ordenadores y dar tarjetas y cupones de descuento a sus clientes, ya en 2004 fueron pioneros en dar el salto a Internet y crear su página web www.calzadosclubverde.es.

“El canal online es ahora otro escaparate; Internet no deja de ser una calle comercial y, además, está pisando con mucha fuerza. En él he visto otra forma de darnos a conocer y de exponer todo nuestro muestrario para que pudieran verlo también personas que vivieran en la provincia de Salamanca y no sólo en la capital”, señala Javier. “Estoy notando un cambio de actitud en el consumidor. Hace unos 2 ó 3 años la gente se probaba el calzado en la tienda y lo compraba en Internet; y ahora es al revés, una mayor parte de los clientes ven nuestro producto en Internet y vienen a buscarlo a la tienda”.

“Somos el comercio de zapatos en Salamanca con más venta online”. Hasta Madrid, Galicia, Asturias, Santander, País Vasco o Cataluña han ido a parar los zapatos de este comercio de barrio, que para celebrar su 50 Aniversario ha regalado rascas a sus clientes en los que se les daba un descuento directo en cada compra.

Iniciativa solidaria

Iniciativas como ésta muchas. Otra de las más recientes, la instalación de un desfibrilador en su comercio, dentro del Programa ‘Un Corazón Un Desa’. Y es que Calzados Club Verde se unió desde un primer momento a la iniciativa ‘Pulseras Solidarias’, puesta en marcha por CES y AESCO, para que se instalaran en los establecimientos comerciales Cajas Expositoras con Pulseras Solidarias al precio de 1€ por pulsera para que los negocios pudieran adquirir su desfibrilador con la colaboración de las personas que entrasen en ellos.

Gracias a esta colaboración de los ciudadanos y a la generosidad de Calzados Club Verde, que ha asumido el coste de buena parte de las pulseras necesarias para la instalación del desfibrilador en su comercio, hoy el Paseo de San Antonio se ha convertido en una zona cardioprotegida en la que se podrán atender a personas en parada cardiorrespiratoria mientras llegan las asistencias médicas.

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Comercio (AESCO), integrada en CES, a la que está asociada Calzados Club Verde, ha querido acompañar a este veterano comercio en su Aniversario de Oro. “Hemos querido celebrar estos 50 años con Javier Martín Loreto porque su comercio es todo un ejemplo de cómo en Salamanca se puede desde una empresa familiar crecer, aportar ilusión e inversiones, y también innovar y trabajar por la calidad”.

Desde Agencia IE también les deseamos nuevos éxitos. ¡A por otros 50 años, Calzados Club Verde! ¡FELICIDADES!